OREJONES DE MELOCOTÓN. LA QUELEÑA.

Para su obtención, los melocotones frescos, se sumergen alternativamente en agua fría y caliente con el fin de facilitar la separación de la piel. Después se parten por la mitad y se deshuesan, o bien se cortan en espiral hasta obtener las características virutas. Posteriormente se desecan. 300 gr

Peso: 300 g
Precio: 4,75€